El Acogimiento Familiar es una medida de protección temporal que consiste en proporcionar un entorno adecuado a los menores que carecen de él, bien por familiares cercanos cuando es posible (acogimiento en familia extensa) o bien por personas que voluntaria y altruistamente deciden acogerles (acogimiento en familia educadora).


Tres son las características principales:


- Es un recurso social temporal, por lo tanto, no es una adopción.

- Se realiza en el seno de una familia, por lo tanto, se evita la institucionalización.

- La familia asume un rol educativo integral, no sólo cuida y ofrece su hogar.


Tres son las modalidades principales:


- Simple, de carácter transitorio en el que se prevé el retorno del menor con su familia biológica por una pronta resolución de las causas que activaron el recurso.

- Permanente, en la que no se estima conveniente su retorno a medio o largo plazo ni se valora el recurso de la adopción.

- Urgencia y Diagnóstico, que aborda la urgencia de acoger menores derivados de situaciones de actuación inmediata, por lo que requiere la total disponibilidad de la familia.



...



   

Aviso legal